viernes, 24 de septiembre de 2010

¿Se está perdiendo la venta en Kioscos? La columna de J.J. Jameson

De un tiempo a esta parte vengo notando (por lo menos en mi ciudad), que la venta en Kioscos se está muriendo, cada vez desparecen más puntos de venta de este tipo, ya sólo se dejan de vender revistas, sino que el espacio para los cómics, poco o nada se sabe de él. Quizá por el esclavo horario de trabajo que conlleva ese negocio, la gente puede que lea menos o la competencia con otro tipo de establecimientos. El caso es que en una zona donde había hasta 5 kioscos, han cerrado todos en los últimos años, sin que por ello se abrieran de nuevo con otros dueños. 

Cuando era un adolescente uno iba en busca de su tebeo mensual al kiosco, alguna que otra papelería los traía y pocas eran las librerías especializadas, por no hablar de la desaparición de aquellos maravillosos cambios de novelas y tebeos, ¡qué buenos tiempos! A eso se le unía la dificultad del número de ejemplares a la venta (en algunos casos un solo ejemplar para varios posibles compradores), y el estado en que a veces llegaban por aquellos que se llamaban repartidores o distribuidores, ¿cuántas veces tu tebeo favorito estaba marcado por el precinto del paquete? ¿Qué hacías entonces? ¿Lo comprabas o te quedabas sin él? Ahora sólo nos quedan las librerías especializadas, con todo tipo de novedades y puntualmente a la venta, a lo que hay que añadir la mayor especialización del vendedor, que por regla general sabe lo que está vendiendo (salvo excepciones, en lo que te venden les importa un comino).


Entonces me pregunto, ¿las editoriales no dejan de hablar de recuperar el kiosco para el mundo de los tebeos? A este paso no quedaran kioscos suficientes para dicha tarea. No sé qué solución puede llevarse a cabo, pero lo que está claro que en poblaciones pequeñas apenas tienen la oportunidad de leer tebeos; quedan las tiendas de Internet como posible alternativa para los chavales, pero los niños poco pueden hacer ante esa situación.

Para los coleccionistas de tebeos como yo, tan sólo nos queda el reducto de las librerías especializadas. Echo de menos cuando era niño y podía ver entre multitud de novedades, un solo lado del kiosco para tebeos, ¡qué subidón de adrenalina! Eran otros tiempos, no mejores, pero si llenos de emoción y cada vez de más nostalgia. 

Esta es la primera entrega de la columna de J.J. Jameson, una nueva sección donde comentaremos recuerdos sobre tebeos y algunas que otras manías.

8 comentarios:

kioskero dijo...

Hola la pareciación que describes se basa en la apatia y esttrangulamiento de los editores y distribuidores hacia la red de ventas con practicas inaceptables que imposibilitan el normal de sarrollo de esta actividad obligando(no se si premeditadamente)al cierre de los kioskos por falta de rentabilidad.
Un saludo y gracias por el post.

Martín dijo...

Yo todavía tengo la costumbre de acercarme a los kioskos para echar un vistazo a lo que tienen en exposición. Lo malo es que ya no es lo mismo, como bien dices cada vez hay menos espacio para los tebeos. Añoro aquella lecturas de las portadas directamente en el kiosco. Lastima.

Sílvia dijo...

Hola!
Hace tiempo que los tebeos apenas tienen presencia en los kioscos. Lástima. Era una tradición llegar al domingo y comprar el Zipi y Zape o Mortadelo de turno. Se han perdido muchos aficionados. Las librerías especializadas son poco conocidas para el público en general.
enhorabuena por el blog :)
saludos

Javier Mesón dijo...

Gracias a todos por los comentarios. Una pena que apenas quede espacio en los kioscos para los tebeos, ya casi no quedan puntos de venta de los de entonces con cientos de revistas. Gracias Silvia por tus alabanzas, sabes que eres bienvenida siempre en tus comentarios.

Como bien apunta kioskero, una parte de la culpa, la tienen los editores y los distribuidores, difícil solución tiene, pues sólo se mira a corto plazo con las publicaciones y no se hacen lectores nuevos.

JuanAnt.Noé dijo...

Como comenté en otro mail que te envié, ya sean los kioskos o en las librerías (no especializadas, se entiende)... pero el tebeo tendría que reconquistar ese terreno... en busca de nuevo público.
Obviamente con tebeos buen precio, capaces de competir con otros productos más atractivos para los peques, como muñequitos de "Gormittis" y así.
Y tal como apunté, todo este material luego podría tener una segunda distribución en grandes superficies donde a buen seguro que encontrarían más público y ventas (me viene a la memoria la campaña de los Mortadelos a 2€ de Carrefour).
Así que lo que hace falta son ganas de estar presentes en muchos sitios... y, creo, que ganando poco (con tebeos baratos) se ganaría mucho (vender más tebeos y llegar a más público).
Un saludo.

Javier Mesón dijo...

Totalmente de acuerdo contigo en las apreciaciones JuanAnt. Noe. Las editoriales debían buscar un producto popular a buen precio, para que los chavales pudieran aficionarse. Con algun tipo de anuncio dentro del mismo, de la propia editorial promocionando otros tebeos. Además de eso, buscarlos publicidad on line, algun medio impreso, campañas en colegios (como se hacía con los cromos. El caso es poner interés, como suele decirse, lo que siembres así recogerás.

Daniel dijo...

Yo suelo comprar tebeos por internet (mis circunstancias son singulares) pero en mi zona es imposible encontrar tebeos en papelerías o quioscos como antes. Y es una pena lo del cambio de tebeos, qué nostalgia... :)

Javier Mesón dijo...

Una pena que hayan desaparecido los cambios de tebeos, al precio que están algunos de ellos en la actualidad, estaría bien poder cambiar en alguna tienda. Cuando era niño gracias a estos, pude leer cientos de tebeos de superhéroes, Bruguera, Toutain, Norma, etc, etc.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails