miércoles, 10 de diciembre de 2014

Un prodigio de película llamada Alien: El octavo pasajero

Recuerdo ver de adolescente “Alien: El octavo pasajero”, la impresión que me causó con trece años aún perdura en mi mente, con aquellos momentos cumbres de la ciencia-ficción y el terror en el espacio, protagonizado por un ser indestructible. Un ser alienígena de una raza desconocida para la especie humana, que no tiene parangón en la destrucción que podía llegar a generar en la raza humana si llegará a la Tierra. El responsable de esta obra maestra, no es otro que Ridley Scott, uno de los grandes cineastas del siglo XX, con cintas como “Los duelistas”, “Blade Runner”, “Black Rain”, “Thelma y Louise”, o “Gladiator”; películas que han fascinado a millones de espectadores. 

La tripulación al completo del Nostromo 

El film comienza cuando la nave de carga Nostromo, está en camino de regreso a la Tierra, con un cargamento de mineral. Mientras, su tripulación criogenizada disfruta plácidamente de su merecido descanso. Es entonces cuando Madre (el ordenador de a bordo de la nave), recibe una transmisión de auxilio de origen desconocido, cada 12 segundos, de un planetoide cercano; despertando a la tripulación de su sueño. Dallas (Tom Skerritt) el capitán de la misión, junto con el primer oficial científico, Ash (Ian Holm), se encargan de convencer al resto para bajar hasta la superficie, de averiguar de dónde procede la señal, y si hay vida en aquel lugar inhóspito. 

Tras un accidentado aterrizaje con el modulo de exploración, y sufrir daños en la nave, Dallas, Kane (John Hurt) y Lambert (Verónica Cartwright) inician la marcha, adentrándose en la nave, que supuestamente emite el mensaje de auxilio. El resto de la tripulación, el suboficial Ellen Ripley (Sigourney Weaver), Ash, Brett (Harry Dean Stanton) y Parker (Yaphet Kotto), se quedan para las reparaciones y monitorizar la misión. A medida que avanzan por el interior de la nave, quedan asombrados de la raza alienígena gigante que parece haber muerto en extrañas circunstancias. La expedición decide explorar un agujero extraño, al que desciende Kane, encontrándose con un montón de una especie de huevos gigantes, con vida en su interior, justo en el momento que uno de ellos se abre, y el animal se adhiere a su escafandra, quedando en estado catatónico. Sus compañeros le recogen e intentan salvarlo llevándole a la nave. Ripley no está de acuerdo con la orden del capitán Dallas de subirlo a bordo, siendo el oficial científico, Ash, el que les permita la entrada. Desde ese momento la incertidumbre se apodera de las tripulación, intentan salvar la vida de su compañero sin éxito, tras aparentemente la muerte del alien en la zona de la enfermería. Será el comienzo de una pesadilla para los componentes de la Nostromo, en el que sus vidas parecen estar señaladas por la muerte.


Alien, y Lambert, intepretada por Verónica Cartwright

 
“Alien: El octavo pasajero”, es ante todo una maravillosa película de acción, terror y suspense; que catapultó a Sigourney Weaver al estrellato del Séptimo Arte, cuya actuación despierta la emoción al espectador, por la intensidad de las secuencias. Junto con un esplendido Ian Holm, que transmite todas las antipatías por un personaje marcado por el deber, y el cumplimiento de las órdenes de la compañía a la que pertenece la Nostromo. El resto de actores, dan la talla en todo momento, con un Tom Skerritt magnífico, en un papel por el que luego le vendrían infinidad de oportunidades. 

Treinta y cinco años después de su estreno, llega el mercado en video, la edición aniversario, con una calidad extraordinaria de imagen y sonido. Una edición en Blu-ray que contiene algunas escenas eliminadas, y una introducción Ridley Scott en el “montaje del director”. Escenas que añaden a la película una cierta novedad respecto anteriores entregas de la saga. Incluye los audios comentarios del director y el reparto.

Sinceramente “Alien: El octavo pasajero”, es una obra maestra en su género. Una película que marcó el camino de tantas otras que vinieron después en el ambito de la ciencia-ficción. Un trabajo muy bien hecho, con unos efectos especiales de aúpa, un excepcional diseño del Alien de H.R. Giger, y la colaboración de uno de los grandes del Noveno Arte, Jean Giraud “Moebius”. Un Blu-ray que no debe faltar en tu videoteca. 


Título V.O.: Alien 
Director: Ridley Scott 
Intérpretes: Tom Skerritt, Sigourney Weaver, Veronica Cartwright, Harry Dean Stanton, John Hurt, Ian Holm, Yaphet Kotto, Helen Horton, Helen Horton, Eddie Powell 
Duración: 116 min. 
Año de Producción: 1979 
Color: Si 
Calificación: No recomendada para menores de 13 años 
Género: Terror, Ciencia-Ficción 
Productora: Brandywine Productions, Twentieth Century-Fox Productions 
Nacionalidad: EE.UU, UK 
Formato TV: 16x9 
Formato Imagen: 2.35:1 
PVP recomendado: 17,99 € 

Discos:

Idiomas: 

Castellano - DTS 5.1, Ruso - DTS 5.1, Inglés - DTS-HD, 5.1, Turco - Dolby Digital 5.1

Subtitulos: 

Castellano, inglés, ruso, estonio, checo, letón, lituano, búlgaro, croata, árabe, hebreo, kazajo, rumano, esloveno, turco, ucraniano. 

Extras: 

Versión cinematográfica de 1979 
El montaje del director de 2003, con una introducción de Ridley Scott 
Comentarios en audio del director Ridley Scott, el guionista Dan O’Bannon, el productor ejecutivo Ronald Shusett, el montador Terry Rawlings, los actores Sigourney Weaver, Tom Skerritt, Veronica Cartwright, Harry Dean Stanton y John Hurt 
Comentario en audio (sólo para el montaje para salas de cine) de Ridley Scott 
Banda sonora final incluida en la versión cinematográfica de Jerry Goldsmith 
Banda sonora original del compositor, Jerry Goldsmith 
Escenas elimindas y extendidas

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails