jueves, 10 de septiembre de 2015

Lecturas: Caravaggio, de Milo Manara


Desde la finalización en 2011 de Los Borgia, no habíamos tenido el placer de leer un nuevo trabajo del maestro italiano Milo Manara (pseudónimo de Maurillo Manara). Si nos deslumbró con su arte en la anterior obra mencionada, en la que estaba acompañado del célebre guionista Alejandro Jodorowsky, en 2015 llega “Caravaggio: El pincel y la espada” (Norma Editorial), como autor completo de la obra. Un díptico, en el que Manara continúa en una forma espectacular, recreando la vida y milagros del artista nacido en Milán. Un pintor que es considerado como uno de los grandes exponentes del Barroco

 
La historia nos sitúa en el año 1592, donde un joven llamado joven Michelangelo Merisi da Caravaggio, sueña con llegar a Roma y convertirse en el mejor pintor de Italia. Encontrándose con algún que otro inconveniente a las puertas de la ciudad en el puesto de guardia, por la disputa por entrar primero, frente a una carroza de veloces caballos, que transporta a tres bellas mujeres. Tras pasar finalmente, sus inicios en Roma le llevarán a ayudar a salvar la vida un hombre llamado Lansi, de los esbirros de los Tomassoni. Caravaggio acompañará a Lansi a tomar un trago a una taberna, donde conocerá a una bella muchacha, y a Ranuccio, un peligroso personaje (que se convertirá en una parte importante de la trama), que le está a punto de costar un gran disgusto. 

Después del suceso, gracias al joven Mario, puede descansar en el taller del maestro Antiveduto Gramática. Éste al contemplar el cuadro que ha hecho por la mañana Caravaggio, no puede más que recomendarle que vaya el taller del renombrado Caballero de Arpino. Un taller en el que se ve sometido a pintar nada más que guirnaldas, flores y frutas. Un hecho que no agrada al joven pintor, y que le traerá complicaciones al no aceptar de buen grado este rol que le han encomendado. Esto, y un altercado en la taberna del Moro, le llevarán a ser encerrado, hasta que es salvado in extremis de un destino nada prometedor, para ser posteriormente presentado ante el cardenal Del Monte. El cual le acogerá en su palacio para que pinte motivos religiosos, como un maestro de la luz y la tiniebla en el que se ha convertido. Un pintor pendenciero que sufrirá las consecuencias de su amistad con prostitutas y maleantes de baja alcurnia. . 

 
Milo Manara recrea el siglo XVI de una forma prodigiosa, con unos bellos dibujos y una historia brillante (documentándose de forma exhaustiva sobre los edificios de Roma), adentrándose en los escritos de la época que contaron la vida del pintor. Poniendo de manifiesto su admiración por Caravaggio en este trabajo, incluso mostrando cómo fue censurada su obra en vida por el clero, ante hechos como pintar un cuadro de la Virgen, tomando como modelo a una prostituta. “Caravaggio: El pincel y la espada” cuenta con un guión muy sólido, que nos sumerge en la polémica figura del pintor, la de un espíritu rebelde que no se dejó domar por nadie ni por nadie. 

Hasta finales de 2016, no leeremos la segunda entrega de "Caravaggio". Un excepcional trabajo de Manara, que todo aquel que se acerque a él, disfrutará de una buena dosis de acción, sexo, violencia y erotismo en estado puro, que no defraudará a nadie.

“Caravaggio: El pincel y la espada” 

Guión, dibujos y color: Milo Manara 
Editorial: Norma Editorial 
Formato: cartoné, 60 páginas 24 x 32 cm 
Traducción: Víctor Balcells 
PVP: 18 € 

Valoración: ****

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails