martes, 20 de octubre de 2009

Lecturas: Las 110 píldoras, de Magnus

La reedición de las “110 píldoras” viene a recuperar una de las mejores obras de Magnus. Un autor de reconocido prestigio, que no sido valorado en nuestro país en su justa medida; que dejo una importante huella entre los lectores más veteranos de la época. Ponent Mon, ha tenido el honor, de editar una de sus obras más emblemáticas, en la que Magnus, influenciado por la cultura china y el erotismo, nos sumerge en uno de los relatos eróticos más sensuales, del autor chino Jin Ping Mei, las “110 píldoras”. En la que realiza con una total entrega y un detallado grafismo, un extraordinario tebeo, exquisito para todos los paladares.

Una historia donde seremos testigos de las fiestas, orgías y diversión de un rico mercader de drogas medicinales, Hsi-Men Ching, en tiempos del emperador, Hui Stung, (dinastía Sung). Su finca de Tun P’ing, era el lugar habitual de reunión de sus amigos, y juntos formaban la “compañía de los Diez”; organizando las mejores fiestas, como es el caso de su 40 cumpleaños. Allí vivía Hsi-Men, acompañado de sus cinco bellas mujeres (más tarde se unirá una sexta), a las que entregaba su pasión llena de lujuria, en la buena medida de su aguante, dejando insatisfecha a alguna que otra de sus mujeres. Justo tras la celebración anual del juramento con sus amigos, en el Templo de la infinita prosperidad, descubrirá a un hombre postrado en el suelo, el monje de las medicinas, al que le pide un elixir o ungüento para aumentar su fuerza viril. Entregándole 110 píldoras para tal efecto, con la siguiente recomendación: “recuerda, nunca más de una, y una cada luna”. Fruto de esas píldoras, iniciara un viaje por el placer desatado, sorprendiendo a sus esposas, queridas y protegidas, ante tanta potencia sexual y destreza en las artes amatorias; levantando entre alguna de ellas, no pocas suspicacias.

Magnus, cuyo verdadero nombre era Roberto Raviola (Bologna, 1939 - Imola, 1996), toma el alias del latín “Magnus Pictor Fecit”. Inicio su carrera en Italia en 1964, en compañía de su amigo Luciano Secchi, alias Max Bunker, con tebeos de la talla Kriminal y Satanik, todo un éxito por aquella época. Continuando su colaboración entre ambos 1967, en un nuevo trabajo, Alan Ford. Entrando en la década de los setenta, se introducirá de pleno en el cómic erótico, con títulos como: Mezzanotte di morte, Dieci cavalieri e un mago, Vendetta macumab o Il teschio vivente. Para continuar a mediados de la década, con la saga del Lo Sconosciuto (El desconocido, La Cúpula). Los años ochenta traerían a nuevas heroínas, Milady 3000 y Frieda Boher en Necron (La Cúpula, y una de sus obras cumbre: Las 110 píldoras (Le 110 pillole, 1985); para continuar en 1987 con Le femmine incantate, y comenzar en 1989, nueva entrega del famoso Texone, el Tex Special nº 9 (con guión de Claudio Nizzi), en el que trabajaría siete años, en nada menos que 223 planchas, hasta el final de su vida en 1996.

Quisiera reivindicar desde aquí, la obra Magnus, un autor de lápiz prodigioso, que en todo momento sabía aprovechar los recursos del blanco y negro, para mostrarnos los dibujos más bellos de la figura femenina. Vaya desde aquí mi recomendación para Las 110 píldoras, una obra maestra en todos los sentidos, que no debe faltar en tu estantería.

“110 Píldoras”
Guión y dibujos:
Magnus
Formato: cartoné, 48 páginas, 21,5 x 30, b/n
PVP: 16 €.

Valoración: **** ½

2 comentarios:

marco barahona dijo...

disculpa cual es al nombre de este guionista dibujante solo dice magnus...

Javier Mesón dijo...

Hola Marco. El nombre de Magnus, es el pseudónimo del dibujante Roberto Raviola. Un saludo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails